Rivas-Sahel

Ministerio de Asuntos Exteriores: ayuda a los refugiados saharauis tras las últimas inundaciones

Los campamentos de refugiados saharauis en Tinduf, en el desierto de Argelia, han sufrido en los últimos días lluvias torrenciales que han destrozado sus viviendas.

Las primeras valoraciones hablan de 30.000 casas de adobe destruidas. Las que siguen en pie son un peligro para sus habitantes por riesgo de derrumbe(puedes ver un vídeo aquí)

Las reservas de alimentos y medicinas, ya de por sí pobres, se han echado a perder por las inundaciones,

Lotería solidaria-Rivas Sahel

Como cada año Rivas Sahel, Asociación de amigos del pueblo saharaui, ofrece lotería a todos y todas para ayudar al pueblo saharaui. Este año con más fuerza e ilusión y por muchos más motivos nos gustaría que colaboráseis con nosotros. Podéis acercaros a la Administración 203 El Alcarreño, calle Vallhermoso, 80. Madrid.

¡Gracias a tod@s!

 

Rivas Sahel lanza una campaña de ayuda de emergencia a las víctimas del temporal de lluvias en Tinduf

La organización local, Rivas Sahel, ha lanzado una campaña de recaudación de fondos que irán destinados a las personas damnificadas por las lluvias torrenciales que han caído sobre los campamentos de refugiados saharauis de Tinduf (Argelia) en los últimos días y que han dejado sin techo a cerca de un millar de personas.

El temporal ha convertido estos asentamientos en una zona golpeada por la catástrofe. Las precipitaciones del 19 y 20 de octubre provocaron el derrumbe de 1.200 jaimas y casas en el campamento de Dajla, uno de los más alejados de la ciudad argelina de Tinduf.

Nota de Prensa de Rivas-Sahel: EMERGENCIA EN EL SAHARA (CÓMO AYUDAR)

GRAVES INUNDACIONES EN LOS CAMPAMENTOS DE REFUGIADOS SAHARAUIS CONVIERTEN LA ZONA EN SITUACIÓN DE CATÁSTROFE HUMANITARIA

Desde el pasado 17 de octubre los Campamentos de Refugiados Saharauis han vivido fuertes precipitaciones de lluvias desembocadas en riadas que han provocado daños materiales en múltiples tiendas y casas de los ciudadanos refugiados, además de edificios de servicios sociales e instituciones educativas, algo que provocó daños en las edificaciones y parte de los enseres domésticos y supuso el deterioro de lo que tienen aquellos refugiados de alimentos y víveres.
Las precipitaciones que tuvieron lugar los días 17 y 18 de octubre de 2015 provocaron el derrumbe de

1350 tiendas y viviendas de forma total o parcial en los campamentos de Auserd,